Probablemente, un coche que vaya a pasar su primera inspección técnica lo va a hacer sin problemas y de manera favorable. Pero un coche de 8 años o más, quizás lo tenga un poco más difícil. Es normal. Igual que las personas, con el paso de los años los vehículos también necesitan un poco más de mimo, porque el desgaste del tiempo no perdona.

La ITV es un mecanismo para garantizar la seguridad vial y cuidar el medio ambiente, y por ello los vehículos están obligados a pasarla de forma periódica. Si quieres ahorrarte el tiempo de volver a la estación ITV a pasar una segunda inspección técnica, no sin antes haber ido al mecánico  para hacer las reparaciones pertinentes, es recomendable que antes de pedir cita para la ITV pases por tu taller de confianza y hagas una revisión del vehículo. Esto te garantizará su correcto funcionamiento y el de los componentes que se revisan.

Así que para aumentar tus posibilidades de pasar la ITV a la primera, revisa sobre todo:

  • La luces: comprueba que todo el alumbrado funciona perfectamente: luces de posición, de cruce, de carretera, antiniebla e intermitentes.
  • Los neumáticos: el dibujo de las ruedas debe poder verse perfectamente, hay que evitar llevar las ruedas con desgastes pronunciados.
  • Parabrisas: éste no debe tener grietas y los limpiaparabrisas deben tener líquido de lavado.
  • Cinturones de seguridad: sus anclajes deben funcionar perfectamente y al dar un tirón han de bloquearse sin problema. Revisa que las puertas y ventanillas puedan abrirse y cerrarse fácil y correctamente.
  • Frenos: revisa que el nivel del líquido de frenos sea el correcto, ya que evita su corrosión. Para comprobar si las pastillas de freno están gastadas, frena en una pista mojada sin obstáculos cerca. Si alguna de ellas está en mal estado, el coche se desviará de la trayectoria hacia el lado contrario.
  • La dirección: puedes comprobar su estado mientras conduzcas, dejando el volante un instante, cuando ello sea posible, mientras conduces en línea recta. Si el vehículo se desvía de su trayectoria es el momento de llevarlo a alinear.

Como puedes comprobar, todos ellos son componentes importantes para garantizar tu seguridad en la carretera y la de los demás. Así que no olvides pasar de forma periódica la ITV del coche, de la moto o de cualquier vehículo en circulación que poseas.

Noticias relacionadas

La inspección del parabrisas en la ITV

La inspección de ITV (Inspección Técnica de Vehículos) incluye la revisión del parabrisas, un elemento que aseguran la visibilidad y seguridad del conductor. El parabrisa no solo protege al conductor y pasajeros del posible impacto de elementos externos, el viento o la lluvia, sino que también aporta rigidez estructural al vehículo en caso de vuelco. […]

Leer más

Dispositivos de seguridad: ABS y Airbag

En el vehículo encontramos dos tipos de dispositivos de seguridad: los de seguridad activa y los de seguridad pasiva. Los primeros, son los que actúan para mejorar la seguridad del vehículo y, en la medida de lo posible, evitar un accidente. Los elementos de seguridad pasiva son los que, una vez producido el accidente, tratan […]

Leer más

Los asientos del coche

Cuando nos subimos a un vehículo y ajustamos el cinturón de seguridad, a menudo subestimamos la importancia de los asientos en los que nos sentamos. No son solo elementos de comodidad, sino que desempeñan un papel importante en nuestra seguridad en la carretera, sus diseños con tecnología avanzada incorporan sistemas de absorción de impactos. De […]

Leer más
1 2 3 8
cross